La visa L-1 hace posible que las compañías internacionales trasladen a empleados clave como gerentes, ejecutivos y profesionales con conocimientos especializados a oficinas o instalaciones en los EE.UU. Hay dos tipos de visas L-1 disponibles según el alcance y los requisitos del trabajo del empleado Los criterios para cada tipo son

exigentes y algo complicados. Hacer una solicitud exitosa para una visa L-1 depende en gran medida de una demostración sólida de que el trabajo en cuestión requiere un ejecutivo, gerente o empleado con conocimientos especializados y, además, que el empleado extranjero que su empresa está buscando transferir tiene las calificaciones requeridas para servir en el puesto.

L-1A visas para gerentes yejecutivos

Bajo la ley de inmigración, un solicitante de una visa L-1A debe estar involucrado principalmente en una función de gestión en la empresa. Esto incluye supervisar y dirigir el trabajo de profesionales, supervisores u otros gerentes, y tener la autoridad para contratar, despedir, otorgar promociones, autorizar permisos de ausencia o tener el poder de recomendar tales acciones. Tener el título de gerente, especialmente con las tareas de administración de primera línea, no es suficiente para calificar; los empleados bajo supervisión deben ser profesionales, supervisores o gerentes, no empleados conocidos en inglés como “rank and file”. Las visas L-1A se otorgan en incrementos de 2 o 3 años y pueden renovarse hasta un total de 7 años.

Visas L-1B para profesionales con conocimientos especializados

La definición legal de “conocimiento especializado” para propósitos de inmigración es algo diferente de lo que comúnmente se entiende como especializado. Para solicitar una visa L-1B, un empleado extranjero debe tener conocimientos que no pueden transferirse fácilmente a otra persona sin un impacto económico significativo para el empleador. Además, debe demostrarse que el trabajo requiere este conocimiento. Una solicitud L-1B exitosa demostrará que la experiencia de un empleado va más allá de la de sus compañeros. Por ejemplo, conocimiento avanzado de sistemas propios o metodologías únicas utilizadas por la empresa. Las visas L-1B se emiten en incrementos de 2 o 3 años y pueden ser válidas por un total de 5 años.

Obtenga ayuda legal con experiencia en visas L-1

El proceso de solicitud para visas L-1 puede ser intimidante, y presentar el caso más sólido posible para una visa L-1A o L-1B requiere experiencia. Llame a los abogados de inmigración de Overstreet, Miles, Cumbie & Finkenbinder para una consulta, y le explicaremos cómo podemos ayudar a su compañía a presentar los mejores argumentos legales posibles en las solicitudes de Visa L-1 para sus empleados.

Para obtener asesoramiento, póngase en contacto con los abogados Overstreet, Miles, Cumbie & Finkenbinder, P.A. en www.kisslawyer.com/espanol o llame al 407.847.5151.

El Osceola Star . March 15 – 21, 2019.